alexis
Escrito por alexis
Mentalidad / 17 Ene 2018
El laberinto de la vida

La vida es como un laberinto sin aparente propósito. Lo genial de recorrerlo es que mientras más avanzas, más ágil eres. Y si continuas sin detenerte, todo lo que has dejado atrás va cobrando sentido.

Imagínalo de esta forma.

Si alguna vez has entrado a un laberinto te habrás dado cuenta que lo más importante es tomar la decisión de cuál dirección seguir. Quizá te arriesgaste a las probabilidades de no encontrar un espacio abierto y seguramente tuviste que regresar al punto de partida para redirigir tu andar.

En el laberinto te encuentras con otras personas que ya conocen las rutas rápidas porque ya han andado por ahí. Encuéntralos, ellos son los guías que te ayudarán a elegir el rumbo adecuado. Presta atención a sus movimientos y sabrás reconocer si ya han recorrido el camino que tú quieres recorrer, porque también encontrarás aquellos que sólo buscan confundir.

Sobre todo, recuerda que cuando creas que ya has encontrado la “salida” siempre habrá más encrucijadas desconocidas por transitar.

¡Disfrútalas!

Fotografía por Tycho Atsma en Unsplash.
© Alexis Acosta. Todos los derechos reservados 2019