Escrito por alexis
Mentalidad, Reflexiones / 27 Ago 2020
Conversador interesante

Ser una persona curiosa me ha ayudado a tener mejores conversaciones y aprender de otros. Y para ser mejor conversador no necesariamente tenemos que hablar más o saber de todo. Curiosamente creo que es al revés. Tenemos que escuchar más al interlocutor y hacerle mejores preguntas para que realmente podamos sacar aprendizajes de la charla.

Ser mejor conversador. Ser curioso. Y reconocer lo que desconoces. No son habilidades tan sencillas. Cuesta desarrollarlas. En primera porque no estamos acostumbrados a reflexionar lo que nos dicen otras personas y en segunda porque existe una especie de “ego” intelectual que nos hace creer que ya todo lo sabemos, pero en realidad es mayor el terreno de lo que ignoramos.

De hecho hasta en ciertos contextos académicos es sinónimo de burla aquel compañero que pregunta. Se puede llegar a malinterpretar como alguien “tonto” u “odioso”. Y es una de las razones por las cuáles hay muy pocos estudiantes preguntones. La mayoría prefieren solo asumir sin cuestionar.

Y en la vida los que poseen mayor riqueza intelectual son aquellos que reflexionan lo que escuchan y siguen el hilo de la conversación cuestionando a la otra persona con preguntas que generen una dinámica de ida y vuelta. Este ejercicio de rebotar ideas enriquece el criterio personal y te ayuda a profundizar en lo que te están explicando, instruyendo o compartiendo.

Me invito y te invito a que seamos mejores conversadores. Escuchando más. Cuestionando más. Y teniendo interacciones de calidad con los demás.

Fotografía por Priscilla Du Preez en Unsplash

© Alexis Acosta. Todos los derechos reservados 2021