Escrito por alexis
Boca a boca en redes sociales.

Existe un efecto conocido como boca a boca, tal vez ya lo hayas escuchado, aún así quiero explicártelo de otra forma.

Imagina que vas entrando a tu panadería favorita. Lo primero que percibes es el aroma inigualable del pan recién salido del horno.

Te reciben con un “Buen día, ¿Cómo le va?” acompañado de una sonrisa.

Vas hacia los estantes y comienzas a elegir las piezas que compartirás con tu familia.

Al llegar a la caja te ofrecen a degustar algunas de las nuevas galletas de nuez.

Con delicadeza e higiene colocan tus productos en una bolsa especial que mantiene el sabor y aroma.

Más tarde en tu reunión familiar todos se encuentran comiendo el pan que les llevaste, les gusta tanto que te preguntan en donde lo compraste.

Entonces relatas la atención que recibiste en el lugar, describes el aroma exquisito al entrar y las galletas extra que te dieron.

De un momento a otro y sin pensarlo te convertiste en un promotor de la panadería.

Esta experiencia narrada por un cliente es una de las formas más poderosas y precisas para atraer a otros clientes.

Al proceso de diseñar y construir estrategias que hagan que esto suceda se le conoce como marketing de boca a boca.

El efecto gratificante también sucede en redes sociales y es desde mi punto de vista todavía más poderoso.

Debido a que la comunicación que podemos tener aquí es casi ilimitada en su alcance, lo que permite que la experiencia sea narrada por más personas.

Además, las interacciones digitales entre marca y cliente son bidireccionales, es decir, implican escuchar y participar.

Así como en el ejemplo de la panadería, una marca con presencia sólida en estos medios invierte recursos para producir contenido memorable que hará que las personas promuevan naturalmente su marca.

Fotografía por jcomp en Freepik.

© Alexis Acosta. Todos los derechos reservados 2021